¿Qué color es el más adecuado para pintar la habitación del bebé?

0 Comentarios

Elegir el color de la habitación de un bebé es posiblemente una de las decisiones más importantes que los padres deben abordar para conseguir el bienestar de su hijo cuando este es recibido en casa. El color no cumple meramente una función estética sino que además influye de manera directa sobre el estado y las emociones del bebé. A partir de ahí, las posibilidades se multiplican, atendiendo en esencia al carácter del recién nacido.

En primer lugar, son recomendables los tonos que guardan una mayor suavidad y claridad, ya que los niños reclaman un espacio basado en el equilibrio y el sosiego, aunque esto tampoco significa que la viveza no tenga cabida. El uso de colores debe combinarse en contraste con imágenes y dibujos, siempre buscando un ambiente llamativo y de juego. Es decir, hay que evitar a toda costa el uso del blanco en exclusiva.

En cambio, si el bebé necesita motivaciones, resulta aconsejable abandonar los tonos pastel. Resulta evidente que la personalidad del niño determina este tipo de cuestiones. De esta forma, los colores amarillo y azul están indicados para un modelo de carácter inquieto, ya que se trata de unos tonos que promueven la tranquilidad y reducen los niveles de ansiedad.

Por otro lado, los bebés que cuentan con una pasividad mayor suelen precisar colores tendentes a la calidez, como son el rojo y el verde. Éstos contribuyen a la relajación y facilitan una mejor predisposición a la hora de dormir. La idea es, una vez más, establecer una armonía entre el cuarto y la personalidad.

Finalmente, atendiendo a lo descrito, sólo resta desaconsejar el uso de colores como el gris o el negro, debido a que limitan claramente la exposición de emociones marcadas e imposibilitan tanto la quietud como la motivación del bebé. La tonalidad pretende generar resultados a toda costa, no evitarlos.

Una idea que está muy de moda que ayuda a crear ese ambiente lúdico que se busca es decorar las paredes con cuadros, adhesivos o vinilos decorativos. Existen muchos modelos a la venta de quita y pon que no estropean para nada la pared del cuarto y le dan un toque mucho más original y divertido.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

204