10 Consejos para decorar la habitación de tu bebé

0 Comentarios

La llegada de un nuevo miembro a la familia supone enfrentarse a multitud de cambios. Entre ellos, uno de los más importantes y en el que se suele poner más atención es en la preparación de una habitación para el bebé. El dormitorio debe ser un lugar que refleje todo el amor y la delicadeza del recién nacido, con una decoración que invite a la diversión y con un ambiente relajante y lleno de ternura. Es por ello que hoy te presentamos 10 tips con los que conseguirás crear una habitación única y especial para vuestro bebé.

Olvídate de pensar sólo en el sexo del bebé para decorarla y consigue el ambiente que necesita sin descuidar las últimas tendencias en decoración para dormitorios infantiles ¡Allá vamos!

1. Utiliza muebles que sean versátiles y puedas utilizar en las diferentes fases de crecimiento del recién nacido. Por ejemplo, una cuna que después puedas convertir en cama. De esta forma ahorrarás dinero y mantendrás el mismo estilo.

2. Consigue un ropero que sea suficientemente amplio, para que puedas almacenar más ropa a medida que tu pequeño vaya creciendo.

3. Incorpora un cambiador que sea bastante alto. De esta forma, no tendrás que forzar la espalda cada vez que cambies el pañal o vistas a tu bebé.

4. Apuesta por una colcha reversible. De esta forma podrás dar un cambio al aspecto del dormitorio de forma habitual sin tener que gastar más dinero. Además, puedes decantarte por colores neutros para que favorezcan tanto a una habitación de niño como de niña.

5. Reserva un espacio para la zona de juegos. El dormitorio de tu hijo será el lugar en el que descanse, pero también donde pase momentos de inolvidable diversión.

6. Hazte con vinilos infantiles para decorar las paredes. En la actualidad los diseños son muy variados, y seguro que encuentres desde estrellas hasta flores o nubes… ¡tú decides!

7. Utiliza diferentes tipos de iluminación. Las luces más potentes pueden servir para el momento de vestir al pequeño o para jugar con él. Las más suaves y tenues serán ideales para relajarse y que duerman mejor.

8. Las cortinas deben ser de la misma gama cromática que el resto, pero intenta que sean de una tela fácil de lavar, ya que acumulan bastante polvo y pasarán a menudo por la lavadora.

9. Prepara un cesto en el que colocar su ropa sucia. Si es grande, todavía mejor, ya que los recién nacidos y los niños suelen ensuciar bastante.

10. Personalizar el espacio es el mejor consejo. Prepara cuadros con su fotografía y, cuando vaya creciendo, ve colgando sus dibujos por las paredes e incítalo a que realice manualidades… ¡desarrollarás su espíritu creativo y conseguirás una habitación única y con una decoración irrepetible!

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

204